16 de diciembre de 2014

Apfelstrudel

Aún no entiendo, como he tardado tanto en subir la receta del apfelstudel, ya que es un postre que preparo desde hace mucho tiempo. Es tradicional de la cocina austriaca y del sur de Alemania, y aunque no sea típico servirlo sólo en Navidad, a mí me parece un postre muy adecuado para estas fechas. No sé si es porque se suele decorar con azúcar glass y me recuerda a la nieve, o porque tomarlo tibio es un auténtico placer, y como en estas fechas suele hacer frío...



INGREDIENTES:
- 1 placa de hojaldre
- 3 manzanas grandes
- 150 gr de mantequilla
- 80 gr de pan rallado
- 150 gr de azúcar
- 1 cucharadita de canela
- 60 gr de pasas
- 60 gr de nueces troceadas

PREPARACIÓN:
Troceamos la manzana a dados pequeños o, incluso, podemos rallarla.


En una sartén, tostamos el pan rallado con la mantequilla.


Apagamos el fuego y añadimos la manzana, el azúcar con la canela, las pasas y las nueces. Mezclamos bien.


Estiramos con un rodillo el hojaldre, hasta obtener un rectángulo del tamaño, más o menos, de una bandeja de horno. Y colocamos encima, la mezcla anterior.


Doblamos la masa, empezando por los laterales..


Terminamos de cerrar, y le damos la vuelta, dejando la unión de las dos masas hacia abajo.


Os recomiendo hacer todo este proceso, sobre papel de hornear o un silpat, de forma que os será más fácil colocarlo en la bandeja del horno.
Introducir en el horno precalentado a 200º, y hornear durante unos 20 min. o hasta que el hojaldre se haya dorado.


Dejamos que se enfríe un poco y decoramos con azúcar glass.



Recomiendo tomarlo tibio, si no se pudiera, a temperatura ambiente, pero nunca frío de la nevera.


10 de diciembre de 2014

Huevos al roquefort

La receta que hoy os propongo, para mí, cumple unos requisitos excepcionales. Es muy económica, y a la vez, muy lucida en su aspecto. Y, lo más importante, está muy rica. Además, el paso más complicado en su elaboración, es montar las claras a punto de nieve, y, hoy en día, todos tenemos algún aparato que lo hace en un santiamén. Depende de la cantidad de puré que asignemos a cada ración, nos quedará más o menos ligero. En mi opinión, la proporción perfecta es de una bolsa de puré para cada cuatro comensales, y así lo detallo en los ingredientes. Si sois más, tendréis que aumentar las cantidades proporcionalmente, contando siempre con un huevo por persona.



INGREDIENTES:
- 1 bolsa de puré de patatas
- 60 gr de queso Roquefort o azul
- 25 gr de mantequilla
- 6 cucharadas de nata para cocinar
- Queso rallado
- Sal

PREPARACIÓN:
Preparamos el puré de patatas con 1/2 litro de agua, la mantequilla y una cucharadita de sal.


Añadimos el Roquefort, previamente aplastado con un tenedor, y la nata al puré de patatas. Mezclamos bien.


Repartimos el puré en 4 cazuelitas.


Hacemos un hueco en el centro y depositamos en cada hueco una yema. Si lo hacemos con antelación, no poner la yema hasta que vayamos a seguir con su elaboración. Lo calentaremos en el microondas antes de poner la yema, porque en el horno estará muy poquito tiempo y no se calentará lo suficiente.



Montamos las claras a punto de nieve fuerte y cubrimos el puré y la yema.


Espolvoreamos con el queso rallado.


Y gratinamos, hasta que esté dorado, a horno muy fuerte.


Servir inmediatamente.


La combinación de distintas texturas y sabores es perfecta.



3 de diciembre de 2014

Tarta de caramelo y chocolate

Esta deliciosa tarta, está solamente indicada para las personas a las que le gusten los postres bastante dulces. Por el calificativo que he empleado, deliciosa, imaginaréis que yo soy una de esas personas.
Está compuesta por una masa quebrada de chocolate, rellena de una crema de caramelo, para perder el sentido, y cubierta por una ganache de chocolate. Vamos, todo ligerito. Jajaja. Ligera no es, pero rica, hasta el infinito y más allá!



INGREDIENTES:
BASE:
- 140 gr de harina
- 25 gr de almendra molida
- 20 gr de cacao en polvo sin azúcar
- 100 gr de azúcar
- Una pizca de sal
- 110 gr de mantequilla
- 1 cucharada de aroma de vainilla
- 1 huevo
- 1 cucharada de agua fría
CREMA DE CARAMELO:
- 300 gr de azúcar
- 120 ml de agua
- 120 ml de nata
- 70 gr de mantequilla
GANACHE DE CHOCOLATE:
- 120 ml de nata
- 150 gr de chocolate sin leche


PREPARACIÓN:
Empezamos preparando la masa para la base. Para ello mezclamos en un bol los ingredientes secos, o sea, la harina, la almendra molida,el cacao, el azúcar y la sal.


Añadimos la mantequilla a trocitos y aplastamos con un tenedor, al mismo tiempo que mezclamos con la masa.


Incorporamos el huevo y la vainilla. Mezclamos y después añadimos una cucharada de agua fría y terminamos de mezclar bien.


Envolvemos la masa en film transparente y dejamos que se endurezca en la nevera, un mínimo de 30 min.


Pasado este tiempo, colocamos film transparente, arriba y abajo de la masa y aplastamos con un rodillo lo suficiente como para que cubra la base y paredes del molde.


Quitamos el film de la parte de arriba, y ayudándonos del de la parte de abajo, volcamos la masa sobre el molde, dándole la forma de éste.


Retiramos el film y cortamos la masa sobrante.



Dejamos reposar en la nevera durante 30 min.
Sacamos y pinchamos la masa con un tenedor para que no suba. La cubrimos con papel de hornear y depositamos en él legumbres secas para que nos ayuden a que no suba la masa.


Introducimos en el horno precalentado a 180º y horneamos durante 15 min.
Sacamos del horno, retiramos las legumbres y el papel y volvemos a hornear durante otros 15 min.


Dejamos enfriar sobre una rejilla y cuando lo haya hecho, desmoldamos con cuidado y pasamos al plato de servir.


Es el momento de elaborar la crema de caramelo. Para ello echamos en un cazo el azúcar y el agua. Calentamos a fuego medio hasta que tome color dorado. No debemos remover con ningún utensilio, lo haremos agitando el cazo hacia adelante y hacia atrás.
Retiramos del calor y le añadimos la nata. Cuidado, porque ésta subirá burbujeando. Mezclamos con cuchara de madera y cocinamos durante 1 min sin dejar de remover.
Por último, volvemos a retirar del calor y añadimos la mantequilla. Removemos hasta que se disuelva.


Dejamos que la crema de caramelo se enfríe un poco y vertemos sobre la base de masa.


Llevamos al frigorífico por un espacio de tiempo de 4-5 horas.
Pasado este tiempo elaboramos la ganache de chocolate. Calentamos la nata en un cazo, y cuando esté calente, pero justo antes de que hierva, retiramos del calor y añadimos el chocolate en trozos. removemos hasta que se disuelva el chocolate.



Echamos la ganache sobre la crema de caramelo, cubriendo toda la superficie de ésta.



Y llevamos a la nevera durante 2-3 horas. Y ya estará lista para servir.
Para decorarla yo opté por unas rejillas de caramelo. Si pincháis aquí podréis ver el video con el que yo aprendí a hacerlas.
De todos modos os lo explico. Fundimos en un cazo 200 gr de azúcar con un chorrito de agua, moviendo para que no se nos queme. Cuando adquiera color dorado, retiramos del calor.


Lo pasamos a un recipiente con agua fría para que se detenga la cocción y no amargue.


Untamos con aceite la parte exterior de un cucharón, de los de servir sopa, y ayudándonos de una cuchara, vamos cogiendo caramelo y formando la rejilla. Empezaremos por el borde inferior y seguiremos con los hilos en un sentido y después en el otro. Dejamos enfriar un poco y, con mucho cuidado, desprendemos la rejilla del cucharón.



Como comprenderéis, esta decoración es opcional. Podéis decorarla como os plazca e incluso no hacerlo, estará igual de rica la tarta. La mía quedó así:





Totalmente irresistible!!

26 de noviembre de 2014

Scones

Los scones, son panecillos de forma redonda, típicos del Reino Unido, originarios, en concreto, de Escocia. Son un ingrediente básico en los desayunos, o en las meriendas con el té, y se suelen tomar tibios y rellenos de mantequilla y mermelada. Existen algunas variantes que incluyen en su receta pasas o dátiles.



INGREDIENTES:
- 100 gr de mantequilla
- 350 gr de harina
- 100 gr de azúcar
- 1 sobre de levadura
- 100 ml de leche
- 1 cucharadita de zumo de limón
- 1 cucharadita de aroma de vainilla
- 2 huevos L

PREPARACIÓN:
Para elaborar la masa, podemos utilizar batidora o robot, o poner todos los ingredientes en un bol y amasar hasta que se integren todos de forma que nos quede una textura parecida a migas de pan.
Si lo hacemos con batidora o robot, echamos primero en el vaso la mantequilla fría a trocitos, la harina, el azúcar y, por último, la levadura. Batimos hasta que esté todo integrado.
Añadimos entonces, la leche, el zumo de limón, la vainilla y los huevos y volvemos a batir hasta que se forme una masa homogénea.


Nos quedará una masa pegajosa, es normal. Pasamos dicha masa a la encimera enharinada, y amasamos hasta que no se nos pegue a las manos.



Estiramos con un rodillo la masa, sin trabajarla en exceso. No debe quedar muy fina, y utilizaremos un cortador de galletas de unos 6 cm. para cortar los scones. Los recortes que nos queden de masa, los volvemos a amasar y estirar de nuevo.


Los pasamos a una fuente de horno cubierta con papel de hornear o silpat y pintamos con huevo batido.


Introducimos en el horno precalentado a 200º y horneamos durante unos 12 min. o hasta que estén dorados.


Si no queremos tomarlos tibios, los dejaremos enfriar sobre una rejilla.


Salen de 25 a 30 piezas, por lo que tendremos que hornear varias bandejas.



Ya sólo nos queda, cortar por la mitad y rellenar a nuestro gusto. Os dejo alguna sugerencia.
Con mantequilla y jamón york.


Con mermelada de naranja y Nutella, con Philadelphia y mermelada de fresa y mantequilla y mermelada de albaricoque.



¿De qué los vais a rellenar vosotros?