20 de noviembre de 2014

Bavarois de dulce de leche y nueces

Para quién no sepa qué es exactamente un bavarois va dirigida la siguiente explicación. Se trata de un postre cremoso frío hecho a base de huevos y del ingrediente protagonista, normalmente frutas, en este caso dulce de leche y nueces, que debe su textura particular a la adición de gelatina y nata. Se les suele dar forma en moldes circulares de rosca o anillo. Su diferencia con un mousse, es que éste es mucho más ligero y etéreo.




INGREDIENTES:
- Un bote pequeño de leche condensada
- 100 gr de nueces peladas
- 200 ml de nata para montar
- 3 huevos L
- 5 hojas de gelatina

PREPARACIÓN:
Empezaremos elaborando el dulce de leche. Para ello, colocaremos el bote de leche condensada, cerrado, dentro de una olla, cubriremos de agua y herviremos a fuego medio durante 2 horas. Pasado este tiempo, sacaremos el bote del agua y dejaremos enfriar. No abrir el bote si está caliente.
Cuando se haya enfriado el bote de leche condensada, ya podemos empezar a elaborar el bavarois.
Picamos las nueces en batidora o Thermomix. A mi me gusta que se noten los trocitos, por ese motivo no las reduje a polvo.


Remojamos las hojas de gelatina en agua fría durante 5 minutos.


Mezclamos el dulce de leche con las yemas y las nueces molidas.



Calentamos un poco de la nata y disolvemos en ella las hojas de gelatina escurridas.
Mezclamos con la crema anterior y después, añadimos el resto de la nata mezclando sin batir.


Montamos las claras a punto de nieve.


E incorporamos a la mezcla anterior con movimientos envolventes, para evitar que se bajen.


Vertemos esta mezcla en un molde de corona o rosca y llevamos al frigorífico hasta que cuaje, mejor hasta el día siguiente.


Poco antes de la hora de servir, desmoldamos con cuidado.


En esta ocasión no tuve tiempo, pero la próxima vez que haga este bavarois, rellenaré el hueco central con nueces caramelizadas y serán el complemento perfecto.
Como comprobaréis, en una media hora, aparte del tiempo de elaboración del dulce de leche, podéis tener un magnífico postre.



13 de noviembre de 2014

Tarta de chocolate con peras

Cuando vi la foto de esta tarta, lo primero que me llamó la atención fue su originalidad, motivo suficiente para hacerla, sumado claro a que la combinación de los sabores del chocolate con la pera me parece delicioso. Modifiqué la receta original duplicando, casi, la cantidad de chocolate y creo que es un acierto ya que se consigue, además de potenciar el sabor a chocolate, aumentar la cremosidad de la masa.




INGREDIENTES:
- 85 gr de mantequilla
- 150 gr de chocolate negro
- 85 gr de azúcar
- 3 huevos L
- 85 gr de harina
- Una cucharadita de levadura en polvo
- 5 peras

PREPARACIÓN:
Derretimos el chocolate junto con la mantequilla. Podemos hacerlo en el microondas, a baja potencia o al baño María. Una vez derretido y bien mezclado, dejamos templar.



Separamos las claras de las yemas, y éstas últimas las mezclamos con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa.


Añadimos el chocolate y mezclamos bien.


Montamos las claras a punto de nieve.
Tamizamos con un colador la harina con la levadura.
Vamos incorporando a la mezcla, alternando la harina tamizada con las claras montadas hasta que esté todo perfectamente integrado.


Yo utilicé un molde desmontable de 23 cm de diámetro. Cubrí la base con papel de hornear y engrasé con mantequilla las paredes.
Depositamos dentro del molde la mezcla. Ésta es bastante densa por lo que moveremos el molde en todas las direcciones para que la masa se distribuya uniformemente.


Pelamos las peras, dejando el rabito y procurando cortar recta la parte de abajo para que apoyen bien.
Las colocamos dentro de la masa, de forma circular.


Introducimos en el horno precalentado a 180º y horneamos durante 40 min. o hasta que al introducir un palillo en el centro, éste salga limpio.


Dejamos enfriar sobre una rejilla y después desmoldamos.





Es original tanto en su aspecto cuando está entera, como en el de su corte. Además, su sabor es delicioso, parece un brownie, sin nueces y con peras. Sorprenderéis!!

27 de octubre de 2014

Pasteles de nata portugueses o Pastéis de Belem

Este verano mi hijo estuvo en Lisboa y vino diciendo que quería que hiciese estos pasteles, los había probado y le habían encantado. Busqué la receta en internet y, después de leer varias, me decanté por la del blog Velocidad cuchara. Y aunque en él sólo explica cómo hacerlos con Thermomix, yo os explicaré también cómo hacerlos sin él. No conocía nada de la repostería portuguesa, y en poco tiempo he preparado dos de sus postres más conocidos, la torta de naranja y estos pasteles de nata. Y los dos me han parecido deliciosos y muy simples de elaborar.


INGREDIENTES:
- 150 gr de azúcar glass
- 250 gr de leche
- 250 gr de nata de cocinar
- 50 gr de harina
- 5 yemas de huevo
- 1 palo de canela o 1 vaina de vainilla
- La piel de un limón o de una naranja
- Una plancha de hojaldre

PREPARACIÓN:
Colocamos en el interior del vaso del Thermomix, el azúcar, la leche, la nata, la harina y las yemas. Batimos durante 10 sg a vel. 5.


Añadimos la canela o la vainilla, y la piel de limón o naranja.


Programamos 18 min., 90º, vel. 1 y medio.
Para elaborar esta crema sin Thermomix, ponemos en un cazo la nata y la mitad de la leche, junto con la canela o vainilla y el limón o naranja y calentamos. Mientras batimos las yemas con el azúcar y, por otra parte, disolvemos la harina con el resto de la leche ( si se nos quedan grumos, podemos batir con la batidora). Mezclamos las yemas batidas con el azúcar, con la harina disuelta en leche.
En el momento rompa a hervir la leche que estamos infusionando, la retiramos del fuego y sacamos la canela y el limón y le vamos incorporando, sin dejar de remover, la mezcla anterior. Cuando esté incorporado lo devolvemos al fuego y no dejamos de remover hasta que espese.
 Estiramos con un rodillo el hojaldre y cortamos doce círculos de 10 cm de diámetro( utilicé un aro de emplatar).


Engrasamos con mantequilla el interior de unos moldes para magdalenas.


Y cubrimos cada hueco con cada uno de los círculos de hojaldre, dándoles la forma del hueco.


Rellenamos con la crema e introducimos en el horno, en la rejilla central, precalentado a 200º. Horneamos durante 25-30 min o hasta que los pasteles estén dorados.



Cuando los saquemos del horno estarán hinchados, pero bajarán al enfriarse.


Dejamos enfriar sobre una rejilla.
Se pueden tomar tibios o fríos. También podemos espolvorear con canela en el momento de servir.






Podréis tomar sólo uno??

20 de octubre de 2014

Albóndigas con salsa de boniato

Cuando, hace poco, hice el pastel de boniato y chocolate blanco, me sobró boniato asado y decidí utilizarlo para la salsa de unas albóndigas. Nunca lo había hecho, pero cómo me gusta tanto el boniato, pensé que estaría rico, y así fue. Con lo que, aquí tenemos otra forma de consumir este tubérculo.




INGREDIENTES:
ALBÓNDIGAS:
- 500 gr de carne picada de ternera, cerdo o mixta
- 80 gr de manteca de cerdo
- 1 diente de ajo
- 1 cucharada de mostaza
- 2 cucharadas de salsa Worcestershire
- 1 huevo
- 2 cucharadas de pan rallado
- Sal, pimienta y tomillo
SALSA:
- 1 boniato mediano asado
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
- 1 hoja de laurel
- 1 pastilla de caldo de carne
- 50 ml de vino blanco
- 1/2 l de agua
- Sal y pimienta

- Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN:
Mezclamos en un bol grande, la carne picada con la manteca a trocitos, el ajo muy picado, la mostaza, la salsa Worcestershire y añadimos sal, pimienta y tomillo.
Añadimos el huevo y el pan rallado y mezclamos bien. Dejamos reposar en la nevera una media hora.


Picamos la cebolla y el ajo y sofreímos. Cuando ya esté blandita la cebolla, añadimos la hoja de laurel, la pastilla de caldo desmenuzada y el vino blanco.



Dejamos que se evapore el alcohol y añadimos el agua y un poco de pimienta. Hervimos durante unos minutos y vertemos, junto con la pulpa del boniato asado, excepto la hoja de laurel, en el vaso de la batidora o Thermomix.



Trituramos hasta obtener una salsa fina, sin grumos.


Formamos las albóndigas y las vamos enharinando.


Las freímos a fuego medio-fuerte en una sartén con aceite de oliva virgen extra.


Las escurrimos y las pasamos a una cacerola junto con la salsa de boniato y cocemos durante 20 min. a fuego medio-bajo.


Y servimos calientes. Acompañadas de arroz blanco, quedan deliciosas.



13 de octubre de 2014

Oreo cheesecake

Ésta va a ser la cuarta tarta de queso del blog ( Tarta de queso con melocotónTarta de queso con dos chocolatesNew York cheesecake), pero os aseguro que son muy distintas entre ellas, tanto en aspecto, como en textura y en el ingrediente que las acompaña. Ésta en concreto, Oreo cheesecake, es la de textura más cremosa y está acompañada, tanto en su base como en su relleno y decoración, por las riquísimas galletas Oreo. Deliciosa!!




INGREDIENTES:
BASE:
- 2 paquetes de galletas Oreo de 154 gr
- 100 gr de mantequilla
CREMA:
- 230 gr de leche
- 5 yemas L
- 30 gr de harina
- 225 gr de chocolate blanco
- 900 gr de queso crema tipo Philadelphia
- 70 gr de azúcar glass
- 2 cucharaditas de aroma de vainilla
- Una pizca de sal
- 1 paquete de galletas Oreo de 154 gr
DECORACIÓN:
- Un bote de nata montada
- Galletas Oreo mini

PREPARACIÓN:
Empezamos preparando la base, y para ello mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla fundida.
Cubrimos la base de un molde desmontable con papel de hornear, para facilitar el desmolde posterior.
Depositamos esta masa en el molde y aplastamos hasta cubrir el fondo y todo lo que podamos de los laterales.


Dejamos que se enfríe y solidifique en la nevera.
Seguimos preparando la crema. Calentamos 3/4 partes de la leche a fuego lento.
Mientras, batimos las yemas con la harina tamizada con un colador y el resto de la leche.


Añadimos la leche caliente, lentamente y sin dejar de remover.


Volvemos a poner al fuego, removiendo constantemente hasta que espese. Retiramos del fuego.


Añadimos el chocolate blanco troceado y mezclamos hasta que se funda con el calor de la crema.



Pasar esta mezcla a un bol y cubrir con film transparente, tocando la superficie de la crema para evitar que se le forme costra. Llevar a la nevera hasta que se enfríe.


A continuación, batimos con batidora, a velocidad media-alta, o a mano, el queso con el azúcar glass, la vainilla y la pizca de sal, hasta que esté esponjoso (unos 2 min.).



Añadimos la mezcla que habíamos introducido en la nevera (cuando esté fría, no antes), y seguimos batiendo a velocidad baja durante unos 30 sg.


Vertemos una tercera parte de esta mezcla en el interior del molde sobre la base de galletas, y añadimos la mitad de las galletas Oreo troceadas.


Añadimos la mitad de la mezcla que nos queda, con el resto de las galletas Oreo.


Y cubrimos con la mezcla que nos queda.


Refrigeramos durante al menos 6 h. o durante toda la noche.
A la hora de servir, desmoldamos y decoramos. Yo lo hice con nata montada y mini Oreo, también podéis hacerlo, desmenuzando galletas Oreo por encima. o cómo se os ocurra.





Un sabor sublime y una mezcla de texturas, cremosa y crujiente, hacen que esta tarta sea muy especial.